Jorge Paredi asumió un nuevo mandato en Mar Chiquita


Con un Salón Blanco municipal colmado, el flamante jefe comunal juró acompañado de su familia y destacó que los primeros 100 días de su gestión van a estar enfocados en “restaurar” porque recibe un municipio con “una deuda que supera los 90 millones de pesos”.

También entró en funciones el gabinete de secretarios que secundarán al jefe comunal en su cuarto período al frente del distrito. En la Secretaría General, estará Walter Wischnivetzky; en Hacienda, Luis Aceituno; en Salud, Fernando Vargas; en Cultura y Educación, Laura Bravo; en Deportes, Fernando Jaureguy; en Turismo, Medio Ambiente y Planeamiento, Marcelo Artime; y en Inspección General, Gustavo Rivadavia.

“Si hablamos de herencia recibida, recibimos el municipio con más de 90 millones de pesos de deuda. Mi primer decreto será la creación de la Unidad Financiera sobre la deuda de la gestión anterior, que estará integrada por contadores y abogados con el objetivo de chequear y documentar lo que se debe para proteger las arcas municipales y los recursos de la comuna”.

A su vez, invitó a “vecinos y vecinas a recorrer cada dependencia municipal, hospital y unidades sanitarias en todas las localidades para ver el estado deplorable en el que se encuentran los lugares”.

En tanto, afirmó: “A diferencia el gobierno saliente, nosotros solo tendremos 23 funcionarios y 1 asesor, dejando atrás una planta política superior a 90 funcionarios. Sabemos que todavía faltan lugares que ocupar como Gobierno, Obras Públicas y Producción que las absorberá Secretaría General, y Acción Social, que comandará también Fernando Vargas desde Salud”.

En ese sentido, anticipó: “Nos vamos a tener que acostumbrar a la palabra austeridad. Vamos a manejarnos en un clima de austeridad para darle rápidas soluciones a los vecinos, que esperan que los servicios funcionen y los empelados municipales trabajen. Queremos que en Mar Chiquita, ganemos todos”.

Hacia el final de su discurso, visiblemente emocionado, Jorge Paredi manifestó: “Es un nuevo desafío con mis 68 años, sin pensar en estar acá de vuelta y con el dolor que significa la pérdida de mi amigo Armando Echevarría, que me impulsó desde siempre a esta nueva etapa”.

Anterior INSCRIPCIÓN PARA EL HOTEL DE ESTUDIANTES
Siguiente Gabinete municipal: asumieron los secretarios